viernes, 18 de junio de 2010

El increíble sistema respiratorio de las ranas

¿Cómo respiran las ranas? Una respuesta rápida es con los pulmones, pero se queda corta. Así lo hacen cuando están en tierra, pero cuando están bajo el agua lo hacen a través de la piel. Veamos cómo, e incluso lo raro que es su sistema pulmonar.
La piel de las ranas es permeable al oxígeno y al dióxido de carbono, los gases que casi todos los animales aspiramos y espiramos, respectivamente. También es permeable al agua.

Tienen una serie de vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel, que les permite que bajo el agua el oxígeno necesario para la respiración sea transmitido a través de la piel y no aspirándolo por la boca ni filtrando el agua por las branquias como hacen los peces.
Gracias a esos vasos sanguíneos cercanos a la piel, el oxígeno pasa de forma directa al sistema sanguíneo, sin la necesidad de los pulmones.
Ya en tierra, las
ranas sí usan sus pulmones para respirar, no son muy diferentes a los nuestros, pero los músculos del pecho no están involucrados en la respiración, ni tienen costillas o diafragma, todo lo que nos ayuda a nosotros a aspirar el aire y a soltarlo.

Las
ranas toman el aire a través de las ventanas de la nariz, que suelen tener válvulas que se cierran cuando está bajo el agua. Al tomar el aire de este modo la garganta de la rana se hincha, luego comprime la parte baja de la boca, lo que fuerza el aire hacia los pulmones.
Hay una especie de rana,
descubierta hace poco, que directamente no tiene pulmones. Se llama Babourula kalimantanensis (derecha) y suele vivir casi exclusivamente en arroyos, ya que el oxígeno lo toma del agua, principalmente.
En el lago
Titicaca, vive una rana también muy rara, la Telmatobius culeus (abajo), es una especie que sobrevive con muy poco oxígeno, ya que las aguas del


lago tienen muy poco para aportarle. Para eso la rana ha desarrollado una piel increíblemente arrugada, lo que incrementa el área por el cual puede respirar. Para conseguir más oxígeno, hace flexiones con los pies, arriba y abajo, para así crear corriente de agua a través de su cuerpo, así conseguir más oxígeno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada